sábado, 26 de noviembre de 2011

Expresiones de mi vida /4) Libido encendida.

La primera vez que escribo en un día de semana.

Me siento ridícula diciéndolo, por que a mi edad, va no a mi edad, por que ese no tiene edad, y si lo tiene también es la mía que no una anciana.
Estaba en el supermercado y a un tipo se le cae una botella, lo veo y que lindo que es, y ya me siento idiota escribiendo eso, que soy una adolescente, tiene unos ojos avellana , y unos labios carnoso pero sin ser exagerados, y bueno también un cuerpo cuidado, eso hoy en día no es raro por que todos van a gimnasio, pense en sus brazos sobre mi espalda, en sus manos sobre mi vientre...y tantas otras cosas en ese excaso tiempo, a veces la mente vuela demasiado rapído y demasiado alto.

Yo seguí haciendo mis compras haber si todavía se daban cuenta que estaba ahí mirando a un tipo como una idiota.
Después me antes de irme cuando estaba en la caja me di cuenta qué era reponedor.

El tipo me genero algo...adentro, me activo la libido, suena patético decirlo, pero hace tanto que no siento algo fuerte por alguien, creo que desde mi primer novio que por suerte no fue mi marido, no era muy lindo, pero tenia algo que me atraía mucho de solo verlo, me gustaba estar con el, después que estuvimos juntos como que se termino todo, era más atracción que otra cosa, pero eso es más de lo que sentí sexualmente hablando por mi marido, y por otra persona que no viene al caso.

Me gusta volver a ser una persona sexual, ahora me falta encontrar con quien..las cosas que escribo, conociendo las parejas que tiene mujeres de mi edad, mejor me quedo sola, pero no se, creo que la soledad no es para mi.


sábado, 19 de noviembre de 2011

Expresiones de mi vida /3) Decisiones de los hijos.

Que tarde me dormí ayer,  y con que dolor de cabeza me levante, tuve que ir corriendo a buscar aspirinas por que no aguantaba más.

Igual la cena estuvo hermosa, los chicos cada vez más grandes, yo los sigo llamando chicos pero ya son adolescentes, Santiago y Mariela, pero se portan bastante bien, me acuerdo que cuando eran bebes, por que son muy seguidos apenas se llevan un año, vivía más en San Antonio de Areco, que es donde viven que acá, aproveche que eran las vacaciones y me pasaba los días con ellos, es tan lindo tener contacto con un bebe, por lo menos yo siempre me sentí protectora cuando tuve uno en los brazos, tocar esa piel tan delicada, tan rosa, verlos tan chiquitos, con esos dedos tan pequeños que parecen de muñecas, con esas hebras de pelo tan delgadas, es increíbles lo que son los bebes, además me hacían recordar a cuando yo tuve los mios,con todos fue una experiencia diferente, con Armando yo tenia diecinueve y no tenia idea de nada, pero cuando lo tuve en mis brazos supe que lo tenia que proteger, y que era lo que yo necesitaba hacer, probablemente fue sobre protectora, tal vez por eso Armando se fue de la casa ni bien cumplió los 18, pero fue lo que me nació hacer.

Eso también merece la pena contarlo, cuando Armando me dijo que Nancy estaba embarazada la odie a ella, por considerarla una oportunista, me acuerdo que pensaba y tal vez tenia razón, en que ella se embarazo de el para irse del lado de sus padres, pero como le daba miedo hacerlo sola decidió embarazarse, y a mi hijo lo odiaba por boludo por tener sexo sin cuidarse, pero me di cuenta que el lo había echo por el mismo motivo que ella, alejarse de su casa, eso era lo que quería, me di cuenta que esos proyectos que hablaba tanto con el de ir a la universidad no eran lo que el deseaba en ese momento por lo menos, por que ahora los do quieren estudiar, así son las cosas, yo no se lo reprocho, por que también en parte es culpa mía que embarazara a Nancy si no lo hubiera absorbido, y repetido que tenia que ir a la universidad, lo importante que erra eso, no lo hubiera tomado como una obligación, y quien dice y hoy seria arquitecto, pero bueno, así son las cosas.

Ahora me cuentan que los chicos, les mandan cosas, que quieren esto y lo otro, que por que viven lejos de todos los parientes, que por que los padres trabajan todo el día, em fin reclamos a los hijos nunca les faltan.
Los dos se en cansados, Armando todavía no tiene ni 34 y esta destruido, igual Nancy, no tuvieron juventud, y eso los resiente.
Pero lo que me gusto es que no dejan de agarrarse las manos, se quieren, lo se, mucho más de lo que yo me queria con mi marido en esa etapa de nuestro matrimonio.

Todavia me quedan varias horas que matar, no se que carajo voy a hacer, capaz que salgo un rato a la plaza, estan empezando a caer las hojas y siempre me gusto ver desde que era chica, como el suelo se cubre de hojas, como si se caminara por encima de los arboles, era eso lo que pensaba de chica que caminaba sobre los arboles cada vez que pisaba las hojas, las cosas que una ve a esa edad, todo lo transforma en algo hermoso.
Voy a ver que sensación me transmite ahora hacer lo mismo, probablemente nostalgia o decepción.



sábado, 12 de noviembre de 2011

Expresiones de mi vida /2) Asistencia obligatoria.

Ni me acordaba de lo que había escrito, ya hace un mes y medio que escribí lo anterior, apenas he prendido la computadora, el trabajo me consumió este tiempo.

Ese lunes cuando volví, no saben lo que me costo levantarme esa maána, cuando el cuerpo y la cabeza se empiezan a acostumbrar a levantarse más tarde tenes que volver a despertarte temprano, y encima ver las mismas caras, que te piden lo mismo, con la misma hipocrecia.
-Laura  el chico de los Sanders que no vino a la prueba, podes ir a la casa , por favor.
Ser asistente social a veces es cansador, va que a veces siempre, pero igual lo prefiero a ser maestra, ya que serlo me frustraba, es imposible enseñarles bien a los chicos si son 25 alumnos, y tenes que estar viendo que no les pase nada, que no se vayan a cortar con las putas trinchetas, yo no se por que no prohibieron esas porquerías, o que no están rayando las mesas, que estén escribiendo y haciendo lo que una les pide, es agotador.

Cada cada vez que voy a la casa de un chico es insoportable.
No saben lo que es entrar a esas casaS en verano con un calor inaguantable y las madres más inaguantables todavía, que te miran desafiantes cuando se les debería caer la cara de vergüenza de no mandar a sus hijos a la escuela.
Me presente, no fue capaz de decirme sentate o queres tomar algo, ya se que no soy una visita, pero a la gente que va a tu casa tratala bien, más cuando no trabajas, por que con las uñas que esa tiene es obvio que lo único que sostiene en las manos es el cigarrillo a ese se lo pasaba de las manos a la boca, y encima la hija de puta me tiraba el humo, y el ventilador la señora por supuesto de su lado,  no fue capaz de ponerlo en movimiento para que me llegara un poco a mi, no para que, si yo solo iba a hablar con ella para que el hijo no repitiera el año nada más.
En fin la tipa se sirvio una cerveza a las once de la mañana y me siguió mirando con recelo.
-Y que quiere que haga, yo le digo que vaya, no se cuantas veces le he repetido que lo voy a cagar a palos sino va, y no me hace caso, me dice que va, y después me cuenta la vecina que andaba jugando con el hijo de ella.
-Señora sino va le van a quitar el salario.
Ahí si que cambio la cara,a estas les decís que le vas a sacar la plata, y es como si les dijeras que las vas a matar.
Se quedo un minuto en silencio sin saber que cara poner, si enojada, consternada aunque seguramente ni conoce esa palabra, o que, eligió la más inteligente, casi se pone a rogarme.
-Mire voy a tratar, no voy a hacer hasta lo imposible para que vaya a la escuela, yo misma lo llevo y lo dejo en la puerta, no podría estar usted ahí así me aseguro que cuando me vaya se queda adentro, por que lo conozco y es capaz de entrar y volver a salir.
-Si señora no se preocupe yo voy a estar en la puerta esperándolo.
Salí contenta por la victoria,  pero me duro un ratito, por que después vuelve a pasar lo mismo con otra madre, que si la amenazas con quitarle el salario, te sale con las leyes, por que algunas son más leguleyas que una abogada, por que estas no saben ni hablar, pero se conocen todas las leyes.

Y cuando empezaron las clases otra vez la misma historia, anda a ver por que no vino este o el otro, y a asustar por que aunque no me guste el termino es eso lo que hago, a asustar a las que no son tan leguleyas y a tratar de convencer a las que lo son.
Me enerva tener que decirles lo obvio, que los hijos tienen que terminar aunque sea la primaria, yo no puedo creer lo que son estos padres, por que los de antes tenían muchisimos defectos, si lo sabré yo, pero estaban convencidos de que sus hijos tenían que superarlos, tenían que tener una mejor educación, y tratar de conseguir lo que ellos no habían logrado, estos no, es como si se sintieran orgullosos de su ignorancia, y les encantara que los hijos fueran más mediocres que ellos, como si dijeran si yo no logre nada, por que mi hijo si, que se reviente igual que yo, lamentablemente la ignorancia genera miseria, tanto económica como moral.

Que deprimente lo que escribí hoy, ya me cague el fin de semana, no todavía me queda el domingo, haber que hago.
No debería escribir sobre el trabajo, pero es parte de mi vida, además puedo descargarme, total, nadie sabe que lo hago, es algo para mi, como una terapia, y en el fondo esta bueno descargarse, por que si le decis estas cosas  a alguien te da la razón, y cuando te das vuelta te esta críticando, por que todos se creen que ser asistente es tomar cafe y escribir detras de un escritorio, si eso tambien es no lo voy a negar,  pero tambien hay que meterse en la casa de cualquiera, que no sabes como te va a ir, y encima con algunos tener que hacerme la simpatica para que por favor manden a los chicos a estudiar, cuando es su obligación, así que mejor lo escribo.

Igual todo no es malo en el trabajo, pero lo cuento otro día, hoy vienen a cenar Armando con Nancy y los chicos y todavía no prepare nada.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Expresiones de mi vida /1) Fin de semana.

Me gustan los sábados lluviosos por que me siento liberada de lavar el piso, además me encanta la lluvia en febrero por que da esa sensación de estar en invierno en pleno verano.

Que forma rara de empezar algo, ni se que es lo que quiero empezar, tal vez solo matar el tiempo un sábado que no puedo limpiar, y que no tengo ganas de ir ni a la peluquería, ni a la depiladora, y que me siento sola, es raro decir eso, ya que otras veces me he sentido sola, y estaba con toda mi familia, ero ahora literalmente lo estoy.
Esteban mi hijo más chico se mudo ayer, lo bien que hizo, yo le había dicho que se mudara hoy, pero el más precavido me dijo.
-No mama, mañana seguramente llueve.
Y tenia razón, el más apegado a mi, el más mamengo, aunque es una forma de decir por que desde los doce hasta ahora se lo pasa en la computadora, igual saco provecho de eso, por que estudio técnico y ahora crea programas de juegos, y no se que más, yo de las computadoras no entiendo nada, apenas ahora estoy usando una, pobre las veces que se sentó conmigo a explicarme, yo como maestra nunca tuve la paciencia que el tuvo conmigo.
Siempre le desconfié a estas maquinas, pero supongo que es por que salieron cuando yo era grandecita, a mi madre le debe haber pasado lo mismo con el televisor, y a mi abuela con la radio, pero bueno, igual trato de a Internet entrar poco por ahora, por que todos dicen que a esto te volves adicta.

Viendo lo que escribí no se ni quien quise expresar, empecé contando que llueve, seguí con la mudanza de mi hijo, y después salí contando de lo poco que se usar la computadora, pero bueno, la vida no es lineal, y nuestros pensamientos menos.
Vamos a ver hasta cuando sigo, probablemente no vuelva a escribir nada más, no tengo tiempo y no me lo quiero hacer tampoco, esto de escribir sobre una, es como ir a un psicólogo, ni siquiera a un psiquiatra por que ellos por lo menos te medican, y los psicólogos por lo menos te escuchan, acá nada, lo expreso y queda ahí, pero si me hago tiempo mañana sigo.

Hoy también llovió, y ya me pudrió, un día que llueva es hermoso, dos ya pudre, pero como era domingo, decidí tomármelo bien, después de comer dormí un rato la siesta, ni mucho por que sino me despierto y no se si ya es lunes,y ando mareada el resto del día, una hora abre dormido, y me pasé a hacer buñuelos, cuanto hacia que no me ponía a amasar, pero como no tenia nada que hacer, ahí estuve, y la verdad que me salieron riquisimos, pero hice muchos, me costo un montón cuando de cinco pasamos a cuatro y después a dos en casa, los kilos de comida que tire, me hacen hasta sentir mal, pero es llorar sobre la comida desperdiciada.
Vuelvo a lo que decía por que ya me fui a cualquier parte, hice muchos, y aunque puedo comerme todo, no quiero ya bastante me cuesta la dieta, como para tirarla por no tirar unos buñuelos, así que me fui a lo de mi vecina, esta enhebrando una aguja para cocerle un pantalón al hijo, este solo la viene a ver para dejarle la ropa, y que se la lave, se la planche, y si tiene algún agujero se la remede, que porquería, a mi ninguno de los tres, y a Esteban ni necesidad, el fue conmigo a elegir el lavarropas, uno hermoso se compro mucho mejor que el mio, la cosa fue con Natalia, pero no quiero hablar de ella, volviendo a Clara mi vecina, ahí estaba la pobre enhebrabndo, se alegro de verme, le encanta charlar, me chusmeo todo, quien era infiel, que la hija de esta esta embarazada, que la hija de que trabaja en el banco se droga, en fin toda la telenovela del pueblo y yo encantada no me voy a hacer la que no, me encanta gusta escuchar las miserias de los demás, sobretodo de esos que cuando te pasa algo te miran como si fueras la única persona  a la que tiene problemas, y después vez que sus familias son peores que la tuya, así que yo me alegro que a ellas también les pase.

Ha es tardisimo, y mañana tengo que volver a la amansadora del trabajo, a poner el reloj temprano, bueno hasta nunca, o hasta que tenga tiempo.